Boletín: Ejército mexicano es responsable de graves violaciones de derechos humanos contra mujer indígena

Lima, Perú, 14 de abril de 2010

Inés y Valentina, junto con su traductora y dirigente de la OPIM, Obtilia Eugenio Manuel afuera de la OEA en octubre del 2007. (Archivo/tlachinollan)

El día de mañana la Corte Interamericana de Derechos Humanos realizará una audiencia pública en el caso de Inés Fernández contra México, en el Palacio de Justicia, en Lima.

Inés es una indígena Me´phaa que el 22 de marzo de 2002 fue violada por militares. Ella se encontraba en su hogar en compañía de sus 4 hijos, todos menores de edad, cuando tres soldados entraron sin su consentimiento a la vivienda, mientras que otros 8 elementos castrenses se quedaron en su patio. Después de interrogar a Inés uno de los soldados la violó. 

Los representantes de la víctima de este caso son la Organización del Pueblo Indígena Me´phaa (OPIM), el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL). 

Dichas organizaciones sostendrán ante la Corte Interamericana que Inés y sus familiares sufrieron graves violaciones a sus derechos. A partir de esos hechos su vida de ella cambió abruptamente, agravándose su sufrimiento por la impunidad en la que se mantiene el caso.

Desafortunadamente el caso de Inés no es un caso aislado. Existen otros casos de mujeres indígenas que han sido violadas por miembros del Ejército mexicano, como es el caso de las Hermanas González Pérez que actualmente se encuentra ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el de Valentina Rosendo Cantú, que se encuentra también en conocimiento de la Corte IDH.

La militarización que se da en el estado de Guerrero ha tenido como consecuencia la represión de los movimientos indígenas organizados y la exclusión y discriminación de las mujeres indígenas mexicanas. El caso será tratado en un momento en el que han aumentado considerablemente las violaciones de derechos humanos cometidas por el ejército en todo el país.

Un ejemplo claro de la mencionada situación es el caso de Inés, quien debió recorrer largas distancias para poder presentar la denuncia ante una autoridad que no hablaba su lengua y que no le brindó un traductor. Tampoco le realizaron un examen médico adecuado y su solicitud de ser revisada por una médico mujer no fue escuchada.

La investigación de los hechos se llevo a cabo en la jurisdicción militar es decir fueron los mismos militares quienes investigaron a los elementos castrenses que violaron a Inés. Esto a pesar de que la Corte Interamericana ha señalado que  “frente a situaciones que vulneren derechos humanos de civiles bajo ninguna circunstancia puede operar la jurisdicción militar”. 

El Estado mexicano continúa defendiendo que este caso debe ser conocido por los tribunales castrenses debido a la aplicación del Código de Justicia Militar, pese a que la Corte Interamericana ya decidió que esta disposición es contraria a la Convención Americana. Actualmente el caso sigue ante la jurisdicción militar.

Durante el litigio del caso a nivel internacional se han dado numerosas amenazas y hostigamientos tanto contra la familia como contra las organizaciones que han estado involucradas en la búsqueda de justicia. Incluso Lorenzo Fernández, el hermano de Inés fue asesinado en este contexto y hasta la fecha su caso permanece sin esclarecerse.  En este contexto, Inés, sus familiares y más de cien defensores son beneficiarios de medidas de protección dictadas por la Corte Interamericana.

Los representantes de las víctimas solicitarán a la Corte IDH que como medidas de reparación se ordene al Estado realizar una investigación seria y efectiva de los hechos y se sancione a los responsables y adopte otras medidas para evitar la repetición de hechos como los ocurridos en este caso.

Después de tantos años de buscar justicia, la OPIM, Tlachinollan y CEJIL esperan que Inés y su familia puedan ser reparados y que se conozca la verdad de lo sucedido y se sancione a los responsables.

—-
Contactos prensa
En México
Teresa de la Cruz
Coordinadora del Área de Difusión del Centro
de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan
Celular: 0447571025132
Teléfono: 01 (757) 4761220 y fax 01 (757) 4761220
Correo:
tere_delacruz@hotmail.com
En Costa Rica
Nancy Marín
Teléfono: (506) 22807473
Email: nmarin@cejil.org
 

Etiquetas: , , , ,

Una respuesta to “Boletín: Ejército mexicano es responsable de graves violaciones de derechos humanos contra mujer indígena”

  1. La importancia de Inés y Valentina | diafragma Says:

    […] obstante, un boletín de su defensa suscrito por organismos de derechos humanos . Explica: El Estado mexicano continúa defendiendo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: